Imprimir esta página
Domingo, 08 Marzo 2015 04:30

Con rostros de mujeres el Metro de Maracaibo contribuye al desarrollo de la ciudad

Valorar este artículo
(0 votos)
Maracaibo, 8 de marzo del 2015.- La labor protagónica de más de 600 trabajadoras del Metro de Maracaibo demuestran el empoderamiento femenino ejercido en los diferentes puestos de trabajo del sistema de transporte masivo de la capital zuliana.
 
Las corresponsables del funcionamiento de la empresa socialista recalcan con un alto nivel de conciencia, el compromiso de contribuir diariamente con la movilidad de más de 100 mil zulianos que hacen uso de la Línea 1 del Metro de Maracaibo y el Sistema de Transporte Bus Metromara.
 
Metro de Maracaibo es una institución llena de valiosas mujeres, profesionales, obreras, emprendedoras que mueven con mística de trabajo y dedicación el motor de la empresa de transporte masivo. Son un grupo de damas que poseen las mismas oportunidades laborales y beneficios salariales que los hombres.
 
Gracias a las políticas de igualdad y equidad de género impulsadas por el Comandante Eterno Hugo Chávez y profundizadas por el presidente Nicolás Maduro, la mujer venezolana ha sido líder y protagonista de las transformaciones sociales de los últimos años.
 
Virtuosas y luchadoras
 
La Empresa Socialista Metro de Maracaibo cuenta con virtuosas trabajadoras dentro del Sistema de Transporte Bus MetroMara, la Línea 1 del Metro y el equipo constructor de viviendas de la Gran Misión Vivienda Venezuela.
 
Antes de la salida del sol, la Operadora de Asistencia al Usuario, Raquel Urdaneta, de apenas 18 años de edad, inicia su faena diaria con la responsabilidad de velar por el cumplimiento de las normas del usuario dentro de las 6 estaciones del Metro.
 
"Me siento muy contenta de trabajar aquí, esta labor me da la oportunidad de luchar con disciplina por mi futuro y por el bienestar de todo el pueblo. Asistir a nuestros usuarios dentro del sistema es un hecho que asumo con gran satisfacción y orgullo", destacó Urdaneta.
 
Lisbeth González, Operadora del Sistema de Transporte Superficial Bus MetroMara, sorprende a los usuarios de la ruta Estación Libertador - 5 de julio, con su destreza y seguridad al conducir las modernas unidades Yutong.
 
"Los usuarios se asombran cuando me ven tras el volante, luego me felicitan por mi trabajo y me animan a continuar. Yo les digo a todas las mujeres que no se autolimiten, si tienen un ideal, una meta, luchen por ella".
 
Por su parte, Claudeth Andocilla muestra con orgullo el avance de su labor mientras mezcla cemento, frisa, pega bloques y levanta las paredes de las viviendas que le han sido encomendadas por la Gran Misión Vivienda Venezuela, a través de su ente ejecutor Metro de Maracaibo.
 
Además de ser madre de 4 niños, Andocilla también es maestra de obra y albañil con más de 7 años de experiencia en la construcción. "Aprendí de mi papá este oficio, lo hago con dedicación porque construir una vivienda es construir un sueño, es hacerlo realidad para muchas familias que necesitan un hogar", expresó.
 
Andocilla aseguró que el gobierno socialista de Nicolás Maduro le ha dado la oportunidad de desarrollarse en un rol que por lo general asumen los hombres, "Tengo posibilidades de trabajo sin ningún tipo de discriminación. Ser mujer no es limitante", agregó.
 
Mujeres dignificadas
 
La inclusión de la mujer venezolana se afianza como una política social a través de la creación de la Gran Misión Vivienda Venezuela. El derecho a un techo seguro ha dignificado a nuestras mujeres, cambiando la vida de 700 mil madres en todo el país.
 
Un hermoso apartamento en Residencias Virgen Bonita, ubicado en la parroquia Cristo de Aranza, en el Corredor Vial Sabaneta, donde funciona la Línea 1 del Metro de Maracaibo, sustituyó el cuarto donde vivió hacinada la familia Álvarez Díaz durante 40 años.
 
Yoraima Díaz, acompañada de sus dos hijos, Lisbeth y Gerardo, jóvenes con discapacidad, producto de una micro encefalia interna, cuenta que vivió la alegría de ser tomada en cuenta por un gobierno que al defender el derecho a la vivienda, preserva los derechos fundamentales de las mujeres y sus familias.
 
"Aún me despierto en las mañanas y me parece mentira que esta sea mi casa. Gracias a Dios porque nuestro Chávez nos sacó de las sombras, valorando la dignidad humana de la mujer, de la madre como pilar de la familia, con la creación de misiones dirigidas a la mujer dio una respuesta contundente a los problemas que habíamos padecido a lo largo de la historia", aseguró Díaz.
MDM/MG/MB