Imprimir esta página
Jueves, 15 Noviembre 2012 19:30

La Chinita bendijo a su pueblo en la IV Metro Procesión

Valorar este artículo
(0 votos)

Maracaibo, 15 de noviembre de 2012 (Prensa MDM).- Durante la IV edición de la Metro Procesión, la Virgen de Chiquinquirá derramó sus bendiciones a todo su pueblo, en un acto lleno de emoción y alegría realizado a lo largo de los 6.5 kilómetros de vía férrea que conforma la Línea 1, en el corredor vial de Sabaneta, donde los marabinos desbordaron su fe mariana.

Desde Altos de La Vanega, los trenes escoltaron a la Patrona del Zulia a su paso hasta el final de la Línea 1, en la estación Libertador. Acompañada por los Servidores de María, La Chinita recibió el amor de sus creyentes, quienes agradecieron al Metro de Maracaibo por esta iniciativa celebrada por cuarta vez para rendir tributo a La Chinita.

El presidente de la Empresa Socialista Metro de Maracaibo, Rafael Colmenárez, expresó:”Somos devotos de la Virgen Morena, por eso los trabajadores del Metro de Maracaibo, junto a otras instituciones bolivarianas y los habitantes del Corredor Vial Sabaneta, como buenos marabinos, como buenos zulianos, hoy hacemos el reconocimiento a nuestra Virgen de Chiquinquirá”.

Manifestó que mantienen viva la tradición con la Metro Procesión, que “es un recorrido de 6.5 kilómetros acompañando a la Chinita, en conjunto de los vecinos del corredor vial, residenciales y comerciales, quienes apoyaron a la Virgen en su paseo por Sabaneta.

“Con mucha alegría, los trabajadores del Metro, CANTV, Saime, Aeropuerto Internacional La Chinita, Corpoelec, y los diversos componente de las Fuerza Armada Nacional, agradecemos a La Chinita por este acompañamiento que nos ha dado y le pedimos que nos siga protegiendo, para que las responsabilidades que tenemos las cumplamos en buen tiempo y de buena forma, en la búsqueda de la justicia social con prontitud”, dijo el presidente de la empresa de transporte masivo.

Colmenárez aseguró que “nuestro mejor regalo de la Feria es trabajar todos los días, para prestar el servicio del Metro de Maracaibo a los más de 35 mil pasajeros por día que movilizamos en las 6 estaciones que conforman la Línea 1 de este sistema de transporte de la capital zuliana”. 

La Metro Procesión contó además con la bendición del padre Vidal Atencio, párroco de la iglesia Las Mercedes, quien recordó a los usuarios y a la colectividad presente que “más allá de una fiesta cultural, la feria debe enaltecer los valores espirituales y morales de cada uno de los marabinos”.

“Esta fecha es motivo para llamar a toda la población zuliana, marabina, y desde aquí a toda Venezuela, a una renovación espiritual. Lo está pidiendo la realidad del pueblo, que cada zuliano  que haga su trabajo”, destacó Atencio.  

6.5 kilómetros de fe

Bajo una lluvia de papelillos blancos y al ritmo de la gaita, entonada por la Gran Familia Gaitera, llegó la réplica de la milagrosa tablita a la estación Libertador, cerca de las 10 de la mañana, donde los vecinos residenciales y comerciales se acercaron para venerarla. Niños, adultos mayores y jóvenes lloraron de alegría al ver a su “China”.

Durante la Metro Procesión, los alumnos de los colegios de Sabaneta salieron a saludarla; los empleados de las compañías asentadas en la vía dejaron sus labores para aplaudirla y los usuarios del servicio de transporte masivo la acompañaron emocionados desde los trenes donde viajaban.

Los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana, Guardia Nacional Bolivariana, Milicia Bolivariana y Tránsito Terrestre, escoltaron el camión-grúa del Metro que llevó a la Virgen hasta el centro de Maracaibo.

La vocera del Consejo Comunal Relámpago del Catatumbo del sector 5 de Sabaneta, Ruth Carrillo, pidió a La Chinita salud para seguir ayudando a sus vecinos. “Estoy muy agradecida por el Metro por traer a la Virgencita hasta nuestra comunidad, le pedimos que nuestros gobernantes cumplan con la ciudad”.

Así como Carrillo, la mayoría de los presentes elevó sus oraciones a la Virgen para recibir salud. Rosa de Aizpúrua confía que su nieta, de 4 años, se mejore. “Ella está enfermita, con fiebre. La Chinita es milagrosa y espero que me ayude”.

Zugey Padilla, ama de casa de 32 años, ruega por ver a su hijo Luis Manuel, de 7 años, en mejores condiciones desde que sufrió una hipoxia y quedó paralizado. “Nos acercamos cuando vimos la imagen de la Virgencita, que entiende mi sufrimiento porque es madre también. Esta iniciativa del Metro nos permite renovar nuestra fe”, concluyó.

 MDM/CY/MB